Definición de objeto de aprendizaje (oa)

Resulta muy complejo y no existe consenso estandarizado sobre lo que podemos considerar un Objeto de Aprendizaje, podemos encontrar algunas de sus acepciones en la Wikipedia, aquí.

Un buen resumen de la evolución del concepto lo podemos encontrar en el informe Uso de estándares aplicados a TIC en educación públicado por el Instituto de Tecnologías Educativas (ITE) perteneciente al Ministerio de Educación y Ciencia, Gobierno de España. En su apartado 2.4 Objetos de aprendizaje :

“‘La definición más citada en la literatura es la de IEEE, propuesta en uno de los pocos estándares relacionados con e-learning que han sido aprobados. Este es LOM, en el que se define un objeto de aprendizaje como “cualquier entidad, digital o no digital, que puede ser utilizada, para el aprendizaje, la educación o el entrenamiento”

otras evoluciones del concepto, en el mismo apartado 2.4, del citado informe  :

“Wiley (2000): “cualquier recurso digital que pueda ser reutilizado como soporte para el aprendizaje”. Wiley también matiza que se usa para designar material educativo diseñado y creado en pequeñas unidades con el propósito de maximizar el número de situaciones educativas en las que se puede utilizar dicho recurso. Esta idea está directamente recogida en la definición proporcionada por Polsani (2003) que lo define como “unidad didáctica de contenido, autocontenida e independiente, predispuesta para su reutilización en múltiples contextos instruccionales”.

“En realidad IEEE actualmente ha redefinido ligeramente el concepto de objeto de aprendizaje como cualquier entidad digital o no digital que puede ser usada, reutilizada o referenciada durante un proceso de aprendizaje apoyado por la tecnología “

Otras definiciones que me parecen más aproximadas a lo que yo comparto como definición de OA las podemos encontrar en el Proyecto Fondef “Aprendiendo con objetos de aprendizaje”, APROA Manual de buenas prácticas para el desarrollo de objetos de aprendizaje (Chile 2005). Para efectos de este proyecto, un objeto de aprendizaje, OA, es una composición digital basada en un objetivo de enseñanza que necesariamente debe poseer un contenido, una aplicación, una evaluación, algunos vínculos de profundización del contenido y un metadato.  También puede entenderse como: “la mínima estructura independiente que contiene un objetivo, una actividad de aprendizaje, un metadato y un mecanismo de evaluación, el cual puede ser desarrollado con tecnologías de infocomunicación (TIC) con el fin de posibilitar su reutilización, interoperabilidad, accesibilidad y duración en el tiempo.” (APROA, 2005).

El Ministerio de Educación, del Gobierno de Colombia, por otra parte, aporta la definición siguiente  :

“Un Objeto de Aprendizaje es un conjunto de recursos digitales, autocontenible y reutilizable, con un propósito educativo y constituido por al menos tres componentes internos: contenidos, actividades de aprendizaje y elementos de contextualización. El Objeto de Aprendizaje debe tener una estructura de información externa (metadatos) que facilite su almacenamiento, identificación y recuperación” (Ministerio de Educación Nacional Colombiano, 2006).

En el ámbito del proyecto agrega, iniciativa desarrollada dentro del Plan Avanza 2006 – 2010, Gobierno de España, utilizan el concepto de ODE, Objeto Digital Educativo. En su Formación sobre Agrega dirigida a técnicos, se define un ODE como :

En el ámbito de nuestro repositorio Desire, estamos intentando afinar cual es nuestra definición de Objeto de Aprendizaje ya que hay algunos objetos aportados que, desde mi punto de vista, no concuerdan con lo que es un OA.

La definición que más me gusta y creo que más se aproxima a nuestras necesidades es la aportada en el informe Diseñando Objetos de Aprendizaje como facilitadores de la construcción del conocimiento, de Mª Esther del Moral y Doina Ana Cernea , donde se refieren a un OA, en el apartado ‘2.1 La estructura y el alcance de un OA’, como :

“contenido organizado en introducción, módulos teóricos que a su vez tienen un subobjetivo, actividades y evaluación que pueden contener recursos como texto, audio, vídeo, JavaScript, Flash, simulaciones, estudio de caso, etc. Su estructura será flexible, cada uno de los módulos que lo componen siendo independiente a su vez y con potencial de reutilización en otros OA y adaptabilidad.”

Es decir, para que un recurso sea considerado como objeto de aprendizaje debe de contener :

1.- introducción u objetivo que se pretende conseguir con él

2.- contenidos organizados en forma de unidades didácticas

3.- actividades de refuerzo basadas en los contenidos presentados

4.- recordatorio de ideas clave e información complementaria

5.- evaluación para comprobar que se han alcanzado los objetivos previstos

Si un elemento del catalogo no presenta esos 5 puntos, desde mi punto de vista, este debe ser considerado como un recurso didáctico, no como un objeto de aprendizaje. Ello no quiere decir que no sea válido para el proceso de enseñanza, sino que deberá completarse o podrá unirse con otros recursos didácticos para conformar un OA.

Además de ello, para garantizar su reusabilidad, accesibilidad e interoperabilidad, este debe estar etiquetado con el estándar LOM (utilizado en el proyecto) y empaquetado en SCORM.

En base a esta última aportación, presentaré una propuesta de trabajo al equipo desire para su valoración. No es idea del proyecto ni la mía deshacerse de los recursos ya almacenados, pero si me parece oportuno proporcionar una capa previa a la etiquetación LOM o empaquetado SCORM para discernir entre OA y Recursos digitales.

OER, estándares y tendencias

logo ruscCueva, Samanta; Rodríguez, Germania (2010). «oer , estándares y tendencias» [artículo en línea]. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC). Vol. 7, n.º 1. UOC. [Fecha de consulta: 02/03/10]. Disponible : aquí.

Las autoras investigan acerca de algunos aspectos relacionados con los Open Educational Resources OER (Recursos Educativos Abiertos) : estándares de accesibilidad, incorporación de componentes solciales y la web semántica.

Podemos considerar un OER como el resultado de añadir una capa a un OA (Objeto de aprendizaje), una capa que nos permitirá identificarlos, utilizarlos y potenciarlos. Esto se consigue con un proceso de etiquetado estándar (Metadatos), almacenamiento eficiente y la semántica necesaria que, además de permitir la recuperación de los OA’s los sitúe en un contexto significativo para el estudiante.

Son estas las características que definen a un OER (accesibilidad, reusabilidad, Interoperabilidad y metadatos) las que dan origen a beneficios para el instructor, aprendiz y desarrollador. Todas ellas   deben estar soportadas mediante la adopción de estándares internacionales,  sin ellos, no habría forma de asegurar la interoperabilidad de los objetos de aprendizaje.

Entre los organismos que promulgan estándares orientados al e-learning , OA y OER, el artículo, cita a cinco de ellos  :

IEEE : entre sus estándares podemos citar LOM (larning object metadata), para metadatos
W3C : que desarrolla pautas para la accesibilidad a través de su iniciativa WAI (Web Accesibility Initiative)
ISO : que desarrolla estándares orientados al usuario, tecnologías colaborativas y de aseguramiento de la calidad a través de sus divisiones JTC I y JTC I / SC 36.
IMS : entre otros, realiza actividades relacionadas con estándares de interoperabilidad orientados a la accesibilidad de los recursos, distribución de contenidos, interoperabilidad de herramientas y contenidos, etc.
ADL : iniciativa que ha desarrollado el estándar SCORM (interoperabilidad de contenidos didácticos entre plataformas de e-learning)

Por otro lado, la utilización de herramientas Web 2.0 integradas en los repositorios favorecen la integración de los usuarios con el repositorio, consiguiendo que estos, posean ‘autoría social’.

Algunas de las tecnologías que pueden implementarse para aplicar dinámicas sociales en los repositorios, son recopiladas por las investigadoras  :

– Identificación de autoría y licencia de uso claros, participación a cambio de reputación por su trabajo
– Sistemas de creación rápida de contenidos que permita una participación interdisciplinar pero con control de calidad
– Contenidos accesibles desde buscadores y enlazables desde plataformas educativas
– Etiquetado social, a pesar de su imprecisión
– Sistema de evaluación de reputación de contenidos
– Sistemas de recomendación, que permiten establecer comunidades en torno al repositorio

Como destacan las autoras, quizás lo más complejo es dotar de significado semántico a los OER, a través de la incorporación de metadatos y ontologías educacionales lo cual mejorará las características de usabilidad, accesibilidad y visibilidad.

En relación con este interesante artículo que nos pone en línea de salida en relación con los OA’s y los OER, relacionados con la educación superior, no sería justo dejar de lado dos iniciativas ya puestas en marcha (aunque en ámbitos distintos) :

– El proyecto agrega

“Es una iniciativa global de interés común entre Red.es, el Ministerio de Educación y las CC.AA. que se centra en los contenidos y en el hecho de compartir criterios comunes de catalogación de los mismos”.

“El Proyecto pretende aunar los esfuerzos de generación y aplicación de contenidos digitales curriculares en línea que han venido desarrollando las Administraciones Públicas y el sector privado, y sentar las bases para potenciar la participación de ambos en la generalización del empleo de dichos contenidos en las aulas del sistema educativo español.”

“El proyecto está dirigido a miembros de la comunidad educativa, con especial énfasis en los profesores y alumnos de enseñanza reglada no universitaria sin conocimientos especializados de tecnología.”

Vodpod videos no longer available.

DESIRE 2.0 : REPOSITORIO MEJORADO PARA LA CATALOGACIÓN DE OBJETOS DE APRENDIZAJE DIGITALES

Proyecto enmarcado dentro del punto 27 de las acciones financiables con carácter prioritario reflejadas en el Anexo I de la orden de 13 de Noviembre de 2009. 27 catalogación y distribución de materiales didácticos ligados a los certificados de profesionalidad. Desarrollado por la Fundación Forem Galicia, entidad en la que desarrollo mi actividad profesional, y proyecto en el que participo.

“Para integrar las Tic en el aprendizaje hacen falta competencias docentes, contenidos y actividades en formatos adecuados y, sobre todo, un cambio de mentalidad en los actores. La web 2.0, la web social, exige una formación 2.0.”

En esta segunda versión, se pretende :

1. Mejorar al disponibilidad y reutilización de materiales y recursos, en formato digital

2. Promover la cooperación entre docentes y otros agentes de formación para el empleo en Galicia

3. Definir un sistema automatizado, fácilmente transferible, que permita a los usuarios identificados, consultar, actualizar y personalizar los objetos del catálogo

4. promover una comunidad de práctica que permita desarrollar la innovación en la formación para el empleo, que permita nuevas aproximaciones pedagógicas, basadas en las capacidades TIC

Un resumen de los logros alcanzados con la versión 1.o del proyecto podemos descargarlo aquí :

Educación en la nube

REAL GARCÍA, José Julio (2009). Educación en la nube. En Revista Didáctica, Innovación y Multimedia, núm. 15, repasa algunas de las posibilidades que ofrece la red para desarrollar propuestas colaborativas aplicables en educación. Desde la perspectiva de la educación, se afrontan las ventajas del Cloud Computing, así como los cambios necesarios en las aulas y en la construcción de contenidos.

En el apartado Modelo de presentación de contenidos, realiza una pequeña aproximación a la presentación de contenidos como objetos de aprendizaje.

Podemos acceder al artículo Educación en la nube, a través del número 15 de la Revista DIM.

Más información sobre el concepto de  Cloud Computing o Computación en la nube :

Licencias Creative Commons para unos textos sin fronteras

abre_0
abre_0

Abre, boletin de Riate (Red Iberoamericana de TIC y Educación) sobre educación, tecnologías y cooperación.

De su boletín de Noviembre 2009/Nº 0 (también aquí) :

Licencias de Creative Commons para unos textos sin fronteras. Renata Avila Pinto y Teresa Sempere García :

“Se hace necesario el desarrollo de una estrategia distinta que facilite que los recursos puedan estar disponibles para ser usados libremente y que cualquier persona pueda continuar innovando sobre los mismos, en su propio idioma y para las necesidades que desee adaptarlos”

“La expresión Open Educational Resources, OER (Recursos Educativos Abiertos), fue adoptada por primera vez en el 2002 por la UNESCO. Se trata de materiales y recursos educativos, ofrecidos libre y abiertamente para que cualquier persona los pueda usar.”

Creo que hay una pequeña errata en la tabla de las ‘Seis licencias CC estándarizadas’, en la explicación de la licencia Reconocimiento – No Comercial – Sin obras derivadas, debería ser “Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.”, es decir, si se pueden realizar obras derivadas siempre y cuando se hagan bajo el mismo tipo de licencia que la obra original, en este caso :

– reconocer la autoría

– no utilizarse para fines comerciales

Más, en Creative Commons España, Creative Commons Wikipedia, Recursos Educativos Abiertos (EDUTEKA)